Torta de zanahoria, naranja y genjibre
 
 
Tiempo: 3 horas
Porciones: 10 personas
Dificultad: Intermedio
Ingredientes:
Preparación:
  • 2 tazas de zanahorias rayadas.

  • Rayadura de la concha de 1 naranja.

  •  1/4 de taza de jengibre caramelizado.

  • 1 y 1/4 tazas de harina todo uso.

  •  1 cucharada de polvo para hornear.

  •  1 cucharadita de sal.

  • 1/2 taza de aceite de oliva.

  • 3/4 de taza de azúcar.

  • 1/2 taza de leche.

  • 2 huevos.

  • 1 cucharada de vainilla.

  •  2 cucharadas de esencia de flor de naranjas (opcional).

  • 3/4 de taza de nueces macademia, ó cualquier otra nuez que prefieras.

Para el butter cream:

 

  • 1 taza de mantequilla.

  • 1 y 1/2 tazas de azúcar.

  •  el melao que quedó de los citrícos  caramelizados  (opcional).

  • 1/2 cucharadita de vainilla.

  • 1 cucharadita de esencia de flor de naranjas (opcional).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Precalienta el horno a 350 F.

 

Mezcla todos los ingredientes. Ponle mantequilla al molde que vayas a usar (yo usé uno bajito y con un molde redondo corté 3 círculos para montarlos uno sobre otro con capas de butter cream intercalados).

 

Cocina hasta que esté cocido por dentro (entre 40 y 50 min). Sabrás si está listo cuando metas un palito de madera y este salga completamente seco.

Para hacer el butter cream,  en un batidor de  cocina, bate a velocidad media todos los ingredientes durante 10 minutos.

 

Cubre de butter cream (receta abajo), y decora con conchitas de naranja o kumquats.

Te puede interesar:

Tengo una mática de Kumquats en mi jardín que me encanta! Kumquats es una fruta citrica, familia de la naranja. Es pequeña, larga y ovalada. Tiene la particularidad de ser el único cítrico cuya piel es dulce. Por dentro es ácida y por fuera dulce. La puedes comer entera con piel y todo, es el balance perfecto de sabores. 

 

Usé los kumquats para decorar la torta por fuera, y claro, para que complementara el sabor de la torta. Si no tienes kumquats puedes hacer conchitas de piel de naranja caramelizadas y va a quedar divino también. Para caramelizar los cítricos, simplemente pícalos en rodajitas o en pequeños pedazos y colócalos en un sartén con 1/2 taza agua y 1/2 taza de azúcar. Dejálo en simmer (cuando tiene burbujitas pequeñas) hasta que estén traslúcidos y el liquido se haya reducido a un sirop espeso. Ponlas sobre un rack de cocina o un Silpat a secar durante unas horas. El sirop que quede no lo botes! Se lo puedes poner a la torta, o al butter cream. Adicionalmente, decoré la torta con salvia cristalizada. Eso lo hice con un tipo de azúcar que se llama Manitol. Es especial porque agarra temperaturas aún mas altas que el caramelo, y se enfría muy rápido, ¨cristalizando¨ lo que se haya cubierto. El resultado es como un caramelo de salvia, espectacular!

 

@2016 Creado con orgullo por Lovely Gourmet,