@2016 Creado con orgullo por Lovely Gourmet,

 

Pequeño gran amor

Una noche, en el frío del páramo Merideño, tuve el honor de  presenciar una de las escenas más románticas que jamás haya visto. 

En frente de la chimenea prendida, sobre un bouquet de rosas blancas, se encontraban dos bichitos haciendo el amor. 

Que clase y que estilo! No pude evitar convertirme en voyeur y tomarles algunas fotos. 

 

El ramantisismo no se ha perdido, ni siquiera en los más bichitos.