@2016 Creado con orgullo por Lovely Gourmet,

 

Dos maneras de hacer merengue: con huevos y con albúmina de huevo. 
Tiempo: 15 minutos
Porciones: 6 porciones
Dificultad: Fácil
Ingredientes:
Preparación:

Merengue con huevos:

  • 4 claras de huevo.

  • 250 gr de azúcar pulverizada.

Merengue con albúmina de huevo:

  • 16 gr de albúmina de huevo.

  • 250 gr de azúcar pulverizada.

  • 120 ml de agua fría. 

El merengue es clara de huevo batida con azúcar.

Hay tres tipos de merengue: francés, suizo e italiano. 

El italiano se hace con jarabe de azúcar. El calor del jarabe cocina ligeramente las claras, dándole mayor estabilidad. 

El Suizo se hace batiendo las claras y el azúcar que han sido previamente calentados en baño maría. 

El francés, y el más común de todos, se hace batiendo las claras junto con el azúcar. 

Puedes utilizarlo crudo, o cocinarlo a baja temperatura (140 F), durante 1 y 1/2 horas para hacer suspiros. 

También puedes ponerle una pizca de cremor tártaro, que además de darle mayor estabilidad, hace que el merengue sea aún más blanco.

El merengue de la foto lo hice utilizando albúmina de huevo. Le puse un poco de cardamomo negro y cardamomo verde, molidos. Le dio un sabor espectacular! 

A continuación, dos maneras de hacer merengue francés:

Con huevos:

En una batidora eléctrica, a máxima velocidad, bate las  claras de huevo. Cuando hayan comenzado a sacar espuma, comienza a agregar poco a poco el azúcar pulverizado. Continúa batiendo hasta que se hayan formado picos altos y la mezcla esté espesa y brillante. Una buena prueba para saber si está listo, es sacar el batidor de la batidora y voltearlo, si la mezcla permanece firme en el batidor, está lista. 

Con albúmina de huevo: 

La albúmina de huevo es clara de huevo deshidratada, en polvo. Mezcla el azúcar pulverizado y la albúmina. Con la batidora prendida a máxima velocidad, agrega el agua fría. Continúa batiendo hasta que se hayan formado picos altos y la mezcla esté espesa y brillante. Una buena prueba para saber si está listo, es sacar el batidor de la batidora y voltearlo, si la mezcla permanece firme en el batidor, está lista.